Como el termostato contribuye con el buen funcionamiento del coche

El termostato es una de las pequeñas piezas que hace mucho por el vehículo, es un elemento principal del sistema de refrigeración. Algunos piensan que su mal funcionamiento solo puede generar sobrecalentamiento, y en realidad es posible el caso contrario y que el motor se demore de más en alcanzar la temperatura correcta, ese retardo le genera un desgaste extra.

El termostato es el encargado de abrir y cerrar el paso del líquido refrigerante desde el motor hasta el radiador. Si el método de refrigeración del vehículo no es eficiente, el calor aumentaría a temperaturas que dañarían por completo a la máquina. Es por esa razón que el motor requiere que el líquido recorra su interior para que absorba el exceso de calor y lo conduzca hasta el radiador.

Tipos de termostato del coche

Existen tres tipos de termostato según el método utilizado para la detección de la temperatura y el control que tienen sobre el flujo del líquido refrigerante. Estos son:

Termostato electrónico: es el modelo de termostato más utilizado por los coches modernos y son controlados por la unidad de control del motor (ECU) o centralita. Su tamaño es mayor a los antiguos, debido a que ameritan de diversas conexiones y aislantes más grandes que los utilizados anteriormente. Aun así, el mecanismo para el cierre o apertura del conducto, no es mucho lo que ha variado.

Termostato de fuelle: su función se basa en lo volátil del alcohol en vez de la dilatación de un líquido. Cuando el refrigerante se caliente, el fuelle se expande por la evaporación del alcohol y así es que se deja que el líquido pase.

Termostato de cápsula: eran los más comunes antes de la aparición del termostato electrónico. Su función se activa a través de una cera encapsulada, por medio de las propiedades de su dilatación se abre el conducto y se cierra al contraerse la cápsula cuando se enfría.

Comprobación del mal funcionamiento del termostato del coche

Cuando el termostato no funciona, el paso del refrigerante del motor al radiador se hace muy irregular. Podrían darse dos situaciones:

Quedarse abierto: cuando eso sucede la máquina demora en alcanzar la temperatura adecuada. Como el motor funcionaría sin los grados que amerita, su desgaste se incrementa.

Quedarse cerrado: la máquina logra obtener la temperatura ideal dentro del tiempo promedio, el problema es que no cesa de aumentar la temperatura.

La consecuencia más grave es que el motor se gripe, lo cual lo dejaría gravemente dañado. Si una situación como esa le ocurre, tal vez sea el momento de decidir “mejor vender mi coche al desguace”; podría pedir una tasación y así valorar si le conviene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright El-bodegon.es 2020
Shale theme by Siteturner