Consejos de autocuidado durante la pandemia de COVID-19

La pandemia de COVID-19 puede ser abrumadora debido a la nueva información, las largas horas de trabajo, el cuidado de la familia y nosotros mismos. Es importante hacer una pausa por un momento y reflexionar ya que las pandemias en todo el mundo pueden ser pesadas. Por eso, mantener la calma es esencial.

Es normal sentirse estresado o abrumado en tiempos de incertidumbre. Las emociones en respuesta a la incertidumbre pueden incluir ansiedad, miedo, ira y tristeza. También, se puede sentir impotencia, desanimo y, ocasionalmente, fuera de control. Las respuestas físicas pueden incluir dolor de cabeza, tensión muscular, fatiga e insomnio.

Cuidarse es importante para estar preparado para ayudar a la familia durante este tiempo.

Salud física

 

  • Alimenta tu cuerpo comiendo una dieta saludable, bien balanceada y bebiendo mucha agua.
  • Trata de dormir entre siete y ocho horas cada noche.
  • Ejercicio todos los días.
  • Respira hondo y estira con frecuencia.
  • Evita el comportamiento de riesgo o destructivo, como el abuso del alcohol o las drogas, el juego excesivo o ignorar las recomendaciones de salud pública.
  • Pasa tiempo al aire libre, como salir a caminar por el parque, pero sigue las pautas de distanciamiento social y desinfección.

Salud mental

 

  • Establecer y mantener una rutina en casa.
  • Concentrarse en las cosas que se pueden controlar.
  • Usa la tecnología para mantener las conexiones sociales con los seres queridos.
  • Concentra tus pensamientos en el presente y las cosas por las que estar agradecido hoy.
  • Escucha música o lee libros.
  • Consume fuentes de noticias confiables que reporten hechos y evita los medios que sensacionalizan las emociones. Limita la exposición o toma un descanso de las noticias y las redes sociales si se descubre que producen ansiedad.
  • Busca maneras de ayudar a la comunidad como donaciones de sangre, ayudar a las personas mayores en el vecindario o donar suministros o dinero a organizaciones locales.
  • Reconoce y aprecia lo que otros están haciendo para ayudarte a ti y a tu comunidad.

 

Síntomas para tener en cuenta

 

Si alguna de estas cosas se vuelve persistente o interfiere con el funcionamiento diario y está fuera de la norma para la pandemia de COVID-19, ponte en contacto con el médico para obtener ayuda y orientación:

  • Problemas para concentrarse en las actividades diarias.
  • Ansiedad que se convierte en sentimientos de estar fuera de control.
  • Fuertes sentimientos que interfieren con las actividades diarias.
  • Tener emociones que se vuelven difíciles de manejar.
  • Sentimientos de desesperanza o impotencia.

Niños frente a la pandemia de COVID-19

 

Durante la pandemia del COVID-19 se puede sentir estrés y ansiedad, pero también es importante recordar que lo pueden sufrir los más pequeños de la casa. Es importante hablar con ellos y ayudarlos a hacer frente.

Durante cualquier situación que cambie rápidamente, la pérdida de la rutina diaria, el aislamiento y la incertidumbre pueden provocar ansiedad, miedo, depresión y soledad. La sobrecarga de información, los rumores y la información errónea pueden hacer que te sientas fuera de control y que no esté claro qué hacer.

Recuerda que cuando una persona adulta se siente así, sus hijos también pueden sentirlo y a menudo perciben la forma en la que se encuentran sus padres. Hablar con ellos sobre lo que está sucediendo puede ser un desafío.

El COVID-19 se ha convertido en una fuente de conversación diaria. Como persona a cargo es posible preguntarse cómo apoyar las necesidades de desarrollo y la comprensión de COVID-19 de los hijos. Una discusión honesta y precisa con ellos sobre el coronavirus puede ayudarlos a comprender lo que está sucediendo, aliviar algunos de sus miedos, hacerlos sentir seguros y ayudarlos a comenzar a sobrellevarlo.

 

Os contamos todos los beneficios del Botox

botox rivas

La toxina botulínica o botox rivas empezó a usarse en 1977 no con fines estéticos sino como un tratamiento para corregir el  estrabismo. A partir de ahí se empezó a extender como tratamiento de diferentes tipos de distonías focales (enfermedades que están relacionadas con los  músculos).

Aparte del uso estético que le damos la toxina botulínica se usa también para algias vertebrales, migrañas o excesiva sudoración. Su uso como cosmético fue descubierto accidentalmente en 1987 por  Dra. Jean Carruthers.

Desde ahí se ha extendido vertiginosamente a lo largo del mundo como tratamiento antiedad, aunque su nombre científico sea  toxina botulínica es más conocida por la primera marca de inyecciones que salió al mercado botox.

 

¿Qué beneficios han hecho que esta toxina se convierta en uno de los top ten en belleza?

1. Es seguro. Se trata de un procedimiento totalmente seguro, podremos usarlo de manera prolongada y sin repercusiones para nuestra piel ya que esta reabsorbe la toxina. Además su aplicación está reservada exclusivamente a doctores certificados en dermatología, otorrinolaringología o cirugía plástica. Los casos que se han dado con problemas normalmente suelen ser casos de clínicas clandestinas y doctores sin titulación.

2. Gran eficacia. Su tratamiento más extendido es el de eliminar y atenuar las arrugas de expresión ya que gracias a su efecto paralizante en la actividad de los músculos faciales hace que estos se relajen y las marcas que dejan disminuyan. Dada su efectividad es uno de los tratamientos faciales más usados en cirugía plástica, no deja ni cicatrices, ni hematomas ya que la aguja que se usa para este procedimiento es milimétrica.

3. Es indoloro. Se trata de un tratamiento prácticamente indoloro y que se aplica de forma locala la zona que queremos tratar. Se realiza con una aguja de menor calibre y las personas que lo deseen pueden recibir una crema anestésica local.

4. Sin efectos secundarios. La toxina es una toxina natural, de ello que nuestro cuerpo la absorba paulatinamente con el tiempo. El tratamiento no suele durar más de media hora y una vez terminado podremos hacer vida normal desde el minuto uno. No se trata de un tratamiento en que por ejemplo, como con las sesiones láser tenemos que tener cuidados posteriores, aparte de que podremos hacérnoslo en cualquier época del año ya que exponer nuestra piel al son no provoca ningún efecto secundario. Solamente el diez por ciento de todos los pacientes describe alguna anomalía, pero como hemos citado anteriormente, estos suelen ser los que acuden a clínicas de belleza sin titulación, clínicas clandestinas o a especialistas sin titulación adecuada.

5. Tendremos efectos visibles a los pocos días. Al no necesitar post operatorio no tendremos que dejar de lado  nuestras actividades ni durante el tratamiento ni después de este. Empezaremos a notar sus efectos a los seis o siete días desde su tratamiento. Estos efectos duran alrededor de los seis u ocho meses dependiendo de las sesiones y de las características de cada persona. por lo tanto se trata de un tratamiento reversible a los pocos meses, si no nos convence el resultado solamente tendremos que esperar estos meses para que vaya desapareciendo.

6. Mantiene intacta nuestra expresión facial. Uno de los mitos que ha perseguido décadas al botox es que altera el aspecto de nuestra expresión facial. Este caso solamente se da en personas que han excedido la cantidad recomendada y han combinado este tratamiento con otros rejuvenecedores tantas veces que han conseguido alterar su expresión. Uno de los mitos que cada vez cobra menos fuerza es el hecho de que pueda alterarse tu aspecto.  Se puede realizar en casi cualquier región facial y mantiene la expresión facial y el efecto que se desee.

7. Multiusos. Aparte de darnos una expresión mucho más joven el botox rivas sirve para tratar el bruxismo, relaja los músculos maseteros que son los culpables  de la contracción de la mandíbula. Jaquecas, se ha descubierto que las personas que se han realizado este tratamiento para reducir las líneas de expresión reducen también considerablemente sus jaquecas. O hipertonía muscular.

Cada vez hay más casos de negligencias médicas por coronavirus

negligencias medicas

Si después de esta crisis mundial hay una profesión que no va a parar de trabajar en meses y en años esa va a ser la de los abogados especialistas en negligencias médicas. Una vez pasado lo peor, empiezan a asomar cada vez más casos de supuestas irregularidades en el sistema sanitario.

Encontramos cientos de  testimonios de gente como Cristina que ha estado 22 días en cuarentena, confinada en su casa, después de que su padre se infectase en el hospital de coronavirus.

Su padre ingresó en un principio en el hospital de Txagorritxu (Vitoria)  el 17 de febrero simplemente con una hemorragia en el estómago y salió con coronavirus. Su madre dio positivo a los días y su hermana y ella la siguieron.

¿Y todo esto por qué? Debido a una decisión negligente, en la habitación 731 del hospital en el que se encontraba su padre, el mismo mes trasladaron a un enfermo que había dado positivo en coronavirus 24 horas antes.

De dos positivos en Álava a ser más de cuatro mil afectados en Euskadi. ¿Cómo es posible esto? Días antes de que el Gobierno asumiese que la  situación se les había  ido de las manos y que, como habían reiterado días antes, el coronavirus NO era ni de lejos parecido a una gripe.

En hospitales de  Álava, a 29 de febrero el personal seguía sin utilizar mascarillas debido  a que “iban a generar alarma entre los usuarios del servicio”. 

Son muchos los testimonios que encontramos de pacientes que han estado hasta cuatro días sentados en la sala de espera de un hospital. Con síntomas pero sin una prueba que confirmase estos, por lo tanto, de haber dado negativo este hombre seguramente se habría contagiado en estos cuatro días.

Los problemas de las negligencias medicas vienen reportándose desde los primeros días de la pandemia,cuando una gran ola de infectados acudió en masa a los hospitales y estos se vieron sin medios suficientes para atender a todo el personal.

El origen del fallo del sistema sanitario

España no estaba preparada para una urgencia sanitaria de tal calibre. Ya nos avisaron desde China, que la propagación de este virus no tenía  precedentes, su ritmo de crecimiento exponencial hacía que de dos casos activos pasásemos a cientos y después a miles en días.

No sabemos si en España no se tomaron medidas antes por cautela, para evitar el pánico masivo o por desconocimiento. Lo que sí sabemos es que la OMS recomendaba hasta hace solamente un mes que el uso de mascarillas se hiciese solamente entre la  gente infectada.

Los EPIS de los sanitarios se reutilizaban, no había mascarillas suficientes para todos los  días y los respiradores empezaban a faltar. Las camas de los hospitales ya no se llenaban de casos “normales” (infartos, operaciones, ictus…).

Ahora solamente existían zonas afectadas, de una habitación a otra solo había casos y más casos de coronavirus, las urgencias se llenaban de “posibles” casos en los que todavía no sabíamos el resultado (si estabas sano podrías salir del hospital con el coronavirus, y transmitirlo sin saber a tu familia).

¿Se pudo hacer más? Con la falta de medios, ya que no había test rápidos para todos, no había zonas “libres” de infección, los médicos no podían quitarse el EPI en horas, los sanitarios aparte de someterse a horas de cansancio también caían infectados, por lo que además faltaba personal…

Tendremos que esperar sin lugar a dudas quizás años para que todos estos casos se resuelvan y salgan a la luz los verdecitos. Pero lo que sí está claro es que  todo dependerá de la pericia de los abogados negligencias médicas.

Ya que serán los encargados de separar la responsabilidad del Gobierno (el personal médico no es responsable de aquellos casos en los que no pudo hacer más ya que no disponía de medios) de la responsabilidad de los sanitarios.

Copyright El-bodegon.es 2020
Shale theme by Siteturner