Bicicletas eléctricas, ya no hay excusas

Ya hace tiempo que la bicicleta eléctrica está disponible y no nos sorprende verlas circular por las mayores ciudades europeas. Las ventas de bicis eléctricas, o de forma más precisa, de bicicletas de pedaleo asistido (PAS), crecen cada año.

No se trata exactamente de una bicicleta dotada de un motor eléctrico al uso sino de una bicicleta cuyo motor se pone en macha solamente cuando se pedalea, o dicho de otra forma, trabaja para aunar su esfuerzo al del ciclista. Y se desactiva en cuanto se para de pedalear. Esto es imprescindible desde un punto de vista legal para poderlas utilizar sin ningún permiso y que no entren en el territorio de las motocicletas.

Estas bicis tienen las siguientes características:

  • el motor es una asistencia al pedaleo y, por tanto, no tienen acelerador
  • tiene una potencia máxima de 250 W y se desconecta automáticamente cuando alcanzan 25 Km/h. de velocidad

Se añaden los siguientes componentes a una bicicleta tradicional:

  • el motor
  • un receptor de la pedalada
  • una batería recargable
  • un indicador de la cantidad de carga de la batería
  • un controlador que trabaja en función de la información que le llega del receptor

El motor suele alojarse en el buje trasero o delantero aunque también puede estar en el pedalier.

La batería es el elemento clave de la bici. Su autonomía depende del ciclista y del tipo de terreno, así como del tipo de batería, pero indicativamente se sitúa entre los 20 y los 70 km, pudiendo llegar incluso a los 100. La vida útil se sitúa entre las 350 y las 1.000 recargas.

Los diferentes tipos son:

  • Baterías de plomo (Pb). Más baratas aunque también más pesadas y no tienen efecto memoria. Acusan más el frío, pueden inclinarse pero no invertirse y su vida útil es de unas 500 recargas.
  • Baterías Niquel-Cadmio (Ni-Cd). Más ligeras pero más caras y tienen efecto memoria. Están en desuso se están remplazando por las de Litio. Su vida útil va desde las 500 recargas a las 1.000 durando de 3 a 4 años dependiendo de su uso.
  • Baterías de Ni-Mh.Son parecidas a las de Ni-Cd pero son capaces de acumular más potencia con el mismo volumen y no contienen cadmio, que es un metal pesado. Tienen menos efecto memoria pero son más caras siendo su vida útil de 500 a 1.000 recargas.
  • Baterías de Litio (Li-ión o Li-Polímero). Son las más avanzadas y las utilizadas actualmente. Con la mejor relación peso/potencia y gran flexibilidad de uso, no tienen efecto memoria y tienen gran potencia instantánea aunque su precio no es bajo. Tienen una vida útil de 500 a 1.000 recargas (Li-Ion) lo que les permite durar de 3 a 5 años, dependiendo del uso.

 

¿Cómo funciona una bicicleta eléctrica?

Es muy sencillo: el sistema se pone en funcionamiento con una llave de contacto, el motor se activa por medio del pedaleo y su asistencia cambia automáticamente en función de la velocidad. Habitualmente es más importante cuando más falta hace: en el arranque y va disminuyendo con la velocidad debido a la inercia hasta el punto de detenerse al sobrepasar los 25 km/h. Como hemos mencionado, el motor asistirá durante 20 a 70 km y, una vez agotada la batería, la bicicleta funcionará como una bicicleta normal, aunque con el lastre del peso del sistema de asistencia. Los sistemas son más o menos complejos y regulables dependiendo del modelo habiendo modelos que permiten recargar la batería en los descensos, aunque en detrimento de la velocidad.

El motor es interesante en el arranque, recorridos con viento de cara, las cuestas o cuando se transporta peso (un carrito, un niño, etc). Con estas bicis también se pedalea pero un esfuerzo mucho menor.

Ventajas de la bicicleta eléctrica:

  • superar cuestas y resistencia del viento de cara con menor esfuerzo;
  • permitir desplazamientos cotidianos de distancia superior;
  • permitir desplazarnos a nuestro lugar de trabajo sin llegar sudados;
  • hacer la bici accesible a todo el mundo, independientemente de su edad o condición física.

Desventajas:

  • es más pesada lo que se nota a la hora de transportarla (por ejemplo subiendo escaleras). Estos 6 a 20 kg extra que añade el sistema PAS no se notan durante el pedaleo mientras la batería dure;
  • obligación de recargar la batería y después sustituirla al final de su vida útil;
  • el ejercicio que se hace con esta biciclieta es inferior al que se hace en la bici normal;
  • su precio es mucho más elevado aunque se amortiza cuando se utiliza en sustitución del coche o el transporte urbano para desplazamientos habituales;
  • es más que conveniente protegerlas con un buen antirrobo.

Además de su uso eminentemente urbano, pueden también ser adecuadas para paseos dominicales, especialmente por personas no muy amantes del deporte o con algún problema de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright El-bodegon.es 2018
Shale theme by Siteturner